Pelotero dominicano que cocinaba locrio de pica pica para vender a sus compañeros en las menores (VIDEO)

Todos piensan que el pelotero que firma con un equipo de Grandes Ligas ya tiene su vida realizada sin ningún tipo de problemas.

Pero no saben el trabajo que pasan estos peloteros después de firmar, mayormente cuando están en Ligas Menores, donde el salario semanal es bajo.

En esta ocasión hablaremos de un pelotero dominicano que se la buscaba con algunos trucos en las Ligas Menores.

Debido al pobre salario que devengaba en las menores, tuvo que buscársela por otro lado, ya que el dinero no le alcanzaba para su manutención.

Nos referimos al dominicano Carlos Gomez, quien en un Cara a Cara con el Dotol Nastra le confesó que el se dedicaba a cocinar locrio de pica pica (o sardinas) a sus compañeros de equipo.

VER EL VIDEO COMPLETO DONDE CONTO ESTA HISTORIA AL FINAL DE ESTE ARTICULO.

Gomez reveló que el bono que firmó fue por 60 mil dólares, y que se los dio a sus padres, y que su madre le compró una casa que hasta unos días todavía era propiedad de él.

Según Gomez, el salario quincenal era de unos 200 o 250 dólares, lo cual no le daba para pagar renta y comer.

Dijo que compró una olla eléctrica, compraba arroz y pica pica, y hacía locrio de pica pica para él, y además, para vendérsela a sus compañeros. Esto lo hacía mayormente cuando jugaban fuera de casa, o sea, la ruta.

El precio por cada plato que vendía eran unos 6 dólar a cada pelotero, pues sus compañeros preferían comerse esa loma de arroz con pica pica por 6 dólares a comerse un Mcdonald por 8 dólares.

Dijo que se metió en problemas en las menores, porque en los hoteles no se podía cocinar en la habitación, pero que Gomez andaba con su olla eléctrica a cuarta.

Y como astuto al fin se metía para el baño, cerraba la puerta y encendía la ducha y el vapor, para que no saliera el olor para afuera.

Para poder cocinar su locrio de pica pica para vendérselo a sus compañeros por el precio de seis dólar.

Gomez dijo que que el le echaba una cuatro pica pica al locrio, que las vendían a dos por un dólar, o sea, ahí van 2 dólar.

Comparaba un saco de arroz que le costaba unos 9 dólar, el cual le duraba para varios locrios.

Con esas 4 pica pica hacía aproximadamente unos 8 platos, a 6 dólar cada uno, estamos hablando de 48 dólar, con una inversión de menos de 10 dólar.

El retiro de Carlos Gomez

El veterano jardinero de Grandes Ligas Carlos Gómez se retiró una vez terminó su temporada en la Liga de Invierno Dominicana 2019-2020.

La carrera de Gómez en las Grandes Ligas comenzó y terminó con los Mets. Debutó en la liga en 2007 como un joven muy promocionado.

Pero los Mets canjearon a Gómez a los Mellizos en un paquete por el entonces zurdo superestrella Johan Santana en la siguiente temporada baja.

Sin embargo, la permanencia de Gómez con los Mellizos también fue de corta duración, ya que lo traspasaron a los Cerveceros en un canje por el campocorto JJ Hardy en noviembre de 2009.

Gómez no floreció realmente hasta que llegó a Milwaukee, y quería retirarse como miembro de la organización, según Fermín.

Publicó una producción a nivel de estrella en ocasiones como miembro de los Cerveceros, con quienes redujo .267 / .325 / .452 y acumuló 87 jonrones y 152 bases robadas en 2,576 apariciones en el plato de 2010-15.

Gómez fue especialmente sobresaliente de 2013-14, un lapso de 1,234 PA en el que bateó .284 / 347 / .491, golpeó 47 jonrones, robó 74 bolsas y se ubicó séptimo entre los jugadores de posición en fWAR (12.4).

Desafortunadamente, la producción de Gómez cayó por un precipicio después de la mejor racha de dos años de su carrera.

Los Cerveceros negocian Gómez (y el signo-robo de denuncia Mike Fiers ) a los Astros en una superproducción de 2015, que se produjo después de un intento de los Mets a volver a adquirir le cayó a través.

La estadía de Gómez resultó ser un fracaso para Houston, que lo dejó en libertad en 2016 después de que se desplomara con el uniforme de los Astros.

Sin embargo, Gómez terminó quedándose en Texas ese año, ya que los Vigilantes tomaron un volante de bajo costo que les funcionó bien.

Se quedó con los Rangers la próxima temporada y una vez más registró una producción respetable, pero fue ineficaz como miembro de los Rays en 2018 y una vez más tuvo problemas en un regreso a casa de los Mets el año pasado.

En total, Gómez, de 34 años, terminará su carrera en la MLB con un bateador de .252 / .313 / .411 que totalizó 145 HR, 268 robos y 24.9 fWAR en 5,227 viajes al plato.

Obtuvo dos nominaciones al Juego de Estrellas y ganó poco menos de $ 50 millones en sus días como jugador, según Baseball-Reference. MLBTR le desea a Gómez lo mejor en su

VIDEO

Aquí el video: